Devolución cuotas de IVA clientes

Devolución cuotas de IVA clientes

Uncategorized

DSC_0084

El tema que abordamos hoy es en verdad complejo y sencillo al mismo tiempo. Dados los tiempos que corren es habitual que la mayor parte de empresas tengan facturas emitidas que han sido archivadas como incobrables por diferentes motivos pero, fundamentalmente, por la insolvencia del deudor.Hablamos de facturas que han sido declaradas en los trimestres de IVA -modelo 303- y por los que se ha pagado a Hacienda la correspondiente cuota repercutida que corresponda. Es decir, sabemos que no vamos a cobrar esa factura pero a la Agencia Tributaria se le ha ingresado la cuota como si sí hubiésemos recibido el pago en la fecha acordada.

 

El primer paso es revisar de qué facturas podemos solicitar la devolución, puesto que no pueden tener mucha antigüedad: Con carácter general, la factura tendrá que tener al menos una antigüedad de seis meses desde la emisión, siempre que la empresa facture menos de seis millones de euros; el plazo de antigüedad pasa a ser de doce meses si los volúmenes de facturación son superiores.

Una vez alcanzado ese primer plazo, se dispone de de tres meses para emitir la correspondiente factura rectificativa. La información que debe contener la mencionada factura rectificativa es la que os indico a continuación:

 

FACTURA RECTIFICATIVA Nº: R001 Fecha: 06/05/2013

Concepto: Factura rectificativa que sustituye a la Factura Nº 1234 de fecha 15/09/2012

“Esta factura se emite en cumplimiento de los requisitos previstos en el Art. 80 tres de la Ley 37/1992 del IVA y el Art. 24 del R.D. 1624/1992 del Reglamento del IVA.”

Base Imponible: 1.000€

I.V.A. 0%: 0€

Líquido a percibir: 1.000€

 

Una vez emitida la factura rectificativa, disponemos de un plazo de un mes para solicitar a la Agencia Tributaria la devolución de la cuota abonada en el trimestre correspondiente. Dicha solicitud debe incluir la justificación documental siguiente:

*  La copia de las facturas rectificativas, en las que se consignarán las fechas de expedición de las correspondientes facturas rectificadas.

*  En el supuesto de concurso -de la empresa deudora-, la copia del auto judicial de declaración de concurso del destinatario de las operaciones cuya base imponible se modifica o certificación del Registro Mercantil, en su caso, acreditativa de aquel.

*  En el supuesto de créditos incobrables, los documentos que acrediten que el acreedor ha instado el cobro del crédito mediante reclamación judicial al deudor.

 

Aportación no dineraria para creación sociedad limitada

Aportación no dineraria para creación sociedad limitada

Uncategorized

home-featured

El capital social mínimo para constituir una Sociedad Limitada es de 3.000 Euros. No obstante, la Ley de Sociedades de Capital establece que dicho capital puede suscribirse mediante aportación dineraria, así como también mediante aportaciones no dinerarias.

 

En esta ocasión vamos a hablar de las aportaciones no dinerarias, concretamente en las Sociedades de Responsabilidad Limitada.

En primer lugar, debe quedar claro que únicamente pueden ser objeto de aportación los bienes o derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica, por tanto, no puede ser considerado como aportación al capital social de una empresa el trabajo o servicios que desempeñará uno de los socios.

Al realizar una aportación no de bienes para constituir una S.L., la legislación mercantil exige que el notario describa estas aportaciones en la escritura de constitución, indicando:

–  Los datos registrales del bien que se aporta (esto en el caso que se aportará, por ejemplo, un coche o un bien inmueble, se señalaría la información de su correspondiente registro público);

–  La valoración en euros que se les atribuye a los bienes que se aportan.

Cabe mencionar que no es necesario presentar facturas de compra del bien aportado. No obstante, los socios que hayan realizado la aportación responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales del valor del bien que se le haya atribuido en la escritura pública.

Es posible quitar esta responsabilidad solidaria al socio si la aportación no dineraria es sometida a una valoración pericial. Este proceso implicaría un coste de tiempo y de dinero extra de un proceso de constitución normal, ya que intervendría un experto designado por el registro mercantil para realizar un informe acerca de la valoración del bien aportado.

Ejemplo de constitución de sociedad limitada con aportación no dineraria

Dos socios emprendedores deciden iniciar un proyecto online y necesitan formalizar su proyecto a través de una Entidad Jurídica. En vez de depositar los 3.000 euros de capital mínimo, cada uno aporta un ordenador Apple iMac de 27” valorado en 1.645 Euros cada uno.

En este caso, indicarán al notario la descripción de los ordenadores y su valor de mercado. Y así, habrán iniciado su empresa aportando cada uno sus ordenadores y en el registro mercantil constará un capital social de 3.290 Euros.

Los aspectos positivos de esta aportación, son básicamente 2 :

1- La exigencia de dinero al no ser obligatoria, da margen para crear la sociedad y poder constituirse. La aportación se puede realizar más adelante con otro concepto contable.

2- Se puede crear una Capital Social más elevado, y de esa forma tener un Patrimonio Neto alto, lo que hace que en los análisis financieros la imagen de la empresa sea mucho más estable en las primeras fases donde se obtienen más pérdidas.

Administración en las SL

Administración en las SL

Uncategorized

IMG_0308

A la hora de constituir una sociedad, SL en este caso, hay que tener muy claro las dos figuras que se crean, por un lado quien constituye la sociedad con su capital , monetario o de bienes, y por otro lado quien va a gestionar y dirigir la empresa. En el 90% de los casos en España, son coincidentes en las SL los partícipes y los administradores. Pero aún así, cuando hay más de un administrador las formas de gobierno pueden ser muy distintas, haciendo que la confianza o la seguridad tomen mayor o menor importancia.

sl

 

Si se designa un único administrador, solo hay una opción que es la de Administrador Único.

 

Si se quieren designar 2 o más personas como administradores, las opciones son las siguientes :

 

Administradores Solidarios : que podrán actuar indistintamente en nombre de la sociedad tanto para la realización de los actos de gestión como para la representación de la sociedad en juicio o fuera de él.

 

 

 

Administradores Mancomunados : que deberán actuar conjuntamente de común acuerdo, aunque para representar a la sociedad bastará la actuación de al menos dos de ellos de conformidad con lo que se haya establecido en los estatutos sociales. A esta figura se le denomina Administradores Mancomunados 2 a 2.

 

Consejo de Administración : que ejercerá colegiadamente la representación de la sociedad, salvo que los estatutos atribuyan a uno o varios consejeros en concreto el poder de representación de la sociedad bien individualmente o bien conjuntamente. si la sociedad es administrada por un Consejo de Administración, cabe la posibilidad de que nombre uno o varios Consejeros-Delegados o unaComisión Ejecutiva, en los cuales podrá delegar todas  o parte de las facultades que corresponden al Consejo excepto las que por Ley son indelegables. Si se designa un consejo de administración, habrá que establecer como se establecen las facultades de ese Consejo, de forma solidaria o mancomunada.

 

 

 

RETRIBUCIÓN DEL ÓRGANO DE ADMINISTRACIÓN

 

El cargo de Administrador es gratuito, a menos que los estatutos establezcan expresamente que será retribuido. Si los estatutos establecen que el cargo será retribuido, deben establecer al mismo tiempo el sistema de retribución, que consistirá en una participación en los beneficios obtenidos por la sociedad (nunca superior al 10% de los beneficios repartibles entre los socios) o en una cantidad que determine para cada ejercicio económico la Junta General. Hay que tener en cuenta que en el caso de que se establezca en los estatutos que el cargo de Administrador será retribuido, debe optarse por uno de los dos sistemas retributivos mencionados, no siendo posible dejar al arbitrio de la Junta General decidir en cada caso o para cada ejercicio económico la aplicación de uno u otro sistema retributivo.

 

DEBERES DE LA ADMINISTRACIÓN

 

Si bien los administradores de las empresas no tienen ninguna obligación en cuanto a los resultados de la compañía, sí que deben desempeñar su cargo con la diligencia debida.

 

Los principales deberes de un administrador son los siguientes:

 

Deber de Diligencia : Es por ello que estando vigente en su cargo, se le “exige” el deber de informarse e investigar antes de tomar decisiones trascendentes para el buen fin de la compañía, así como el deber de vigilar en todo momento sobre los aspectos técnicos, humanos y económicos fundamentales para la buena marcha del negocio.

 

 

 

Lealtad y fidelidad: Entendida dicha obligación tanto desde el punto de vista activo como pasivo, es decir, se les exige tanto realizar lo conveniente para actuar como un representante leal priorizando los intereses sociales a los propios, como abstenerse de intervenir en negocios concurrentes o en los que pudiera existir conflicto de intereses con la compañía.

 

 

Deber de confidencialidad: Tanto durante la vigencia de su cargo como a posteriori, están obligados a guardar secreto sobre aquella información que hubieran podido obtener por razón de su cargo.