Aportación no dineraria para creación sociedad limitada

Aportación no dineraria para creación sociedad limitada

home-featured

El capital social mínimo para constituir una Sociedad Limitada es de 3.000 Euros. No obstante, la Ley de Sociedades de Capital establece que dicho capital puede suscribirse mediante aportación dineraria, así como también mediante aportaciones no dinerarias.

 

En esta ocasión vamos a hablar de las aportaciones no dinerarias, concretamente en las Sociedades de Responsabilidad Limitada.

En primer lugar, debe quedar claro que únicamente pueden ser objeto de aportación los bienes o derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica, por tanto, no puede ser considerado como aportación al capital social de una empresa el trabajo o servicios que desempeñará uno de los socios.

Al realizar una aportación no de bienes para constituir una S.L., la legislación mercantil exige que el notario describa estas aportaciones en la escritura de constitución, indicando:

–  Los datos registrales del bien que se aporta (esto en el caso que se aportará, por ejemplo, un coche o un bien inmueble, se señalaría la información de su correspondiente registro público);

–  La valoración en euros que se les atribuye a los bienes que se aportan.

Cabe mencionar que no es necesario presentar facturas de compra del bien aportado. No obstante, los socios que hayan realizado la aportación responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales del valor del bien que se le haya atribuido en la escritura pública.

Es posible quitar esta responsabilidad solidaria al socio si la aportación no dineraria es sometida a una valoración pericial. Este proceso implicaría un coste de tiempo y de dinero extra de un proceso de constitución normal, ya que intervendría un experto designado por el registro mercantil para realizar un informe acerca de la valoración del bien aportado.

Ejemplo de constitución de sociedad limitada con aportación no dineraria

Dos socios emprendedores deciden iniciar un proyecto online y necesitan formalizar su proyecto a través de una Entidad Jurídica. En vez de depositar los 3.000 euros de capital mínimo, cada uno aporta un ordenador Apple iMac de 27” valorado en 1.645 Euros cada uno.

En este caso, indicarán al notario la descripción de los ordenadores y su valor de mercado. Y así, habrán iniciado su empresa aportando cada uno sus ordenadores y en el registro mercantil constará un capital social de 3.290 Euros.

Los aspectos positivos de esta aportación, son básicamente 2 :

1- La exigencia de dinero al no ser obligatoria, da margen para crear la sociedad y poder constituirse. La aportación se puede realizar más adelante con otro concepto contable.

2- Se puede crear una Capital Social más elevado, y de esa forma tener un Patrimonio Neto alto, lo que hace que en los análisis financieros la imagen de la empresa sea mucho más estable en las primeras fases donde se obtienen más pérdidas.

Uncategorized