Administración en las SL

Administración en las SL

IMG_0308

A la hora de constituir una sociedad, SL en este caso, hay que tener muy claro las dos figuras que se crean, por un lado quien constituye la sociedad con su capital , monetario o de bienes, y por otro lado quien va a gestionar y dirigir la empresa. En el 90% de los casos en España, son coincidentes en las SL los partícipes y los administradores. Pero aún así, cuando hay más de un administrador las formas de gobierno pueden ser muy distintas, haciendo que la confianza o la seguridad tomen mayor o menor importancia.

sl

 

Si se designa un único administrador, solo hay una opción que es la de Administrador Único.

 

Si se quieren designar 2 o más personas como administradores, las opciones son las siguientes :

 

Administradores Solidarios : que podrán actuar indistintamente en nombre de la sociedad tanto para la realización de los actos de gestión como para la representación de la sociedad en juicio o fuera de él.

 

 

 

Administradores Mancomunados : que deberán actuar conjuntamente de común acuerdo, aunque para representar a la sociedad bastará la actuación de al menos dos de ellos de conformidad con lo que se haya establecido en los estatutos sociales. A esta figura se le denomina Administradores Mancomunados 2 a 2.

 

Consejo de Administración : que ejercerá colegiadamente la representación de la sociedad, salvo que los estatutos atribuyan a uno o varios consejeros en concreto el poder de representación de la sociedad bien individualmente o bien conjuntamente. si la sociedad es administrada por un Consejo de Administración, cabe la posibilidad de que nombre uno o varios Consejeros-Delegados o unaComisión Ejecutiva, en los cuales podrá delegar todas  o parte de las facultades que corresponden al Consejo excepto las que por Ley son indelegables. Si se designa un consejo de administración, habrá que establecer como se establecen las facultades de ese Consejo, de forma solidaria o mancomunada.

 

 

 

RETRIBUCIÓN DEL ÓRGANO DE ADMINISTRACIÓN

 

El cargo de Administrador es gratuito, a menos que los estatutos establezcan expresamente que será retribuido. Si los estatutos establecen que el cargo será retribuido, deben establecer al mismo tiempo el sistema de retribución, que consistirá en una participación en los beneficios obtenidos por la sociedad (nunca superior al 10% de los beneficios repartibles entre los socios) o en una cantidad que determine para cada ejercicio económico la Junta General. Hay que tener en cuenta que en el caso de que se establezca en los estatutos que el cargo de Administrador será retribuido, debe optarse por uno de los dos sistemas retributivos mencionados, no siendo posible dejar al arbitrio de la Junta General decidir en cada caso o para cada ejercicio económico la aplicación de uno u otro sistema retributivo.

 

DEBERES DE LA ADMINISTRACIÓN

 

Si bien los administradores de las empresas no tienen ninguna obligación en cuanto a los resultados de la compañía, sí que deben desempeñar su cargo con la diligencia debida.

 

Los principales deberes de un administrador son los siguientes:

 

Deber de Diligencia : Es por ello que estando vigente en su cargo, se le “exige” el deber de informarse e investigar antes de tomar decisiones trascendentes para el buen fin de la compañía, así como el deber de vigilar en todo momento sobre los aspectos técnicos, humanos y económicos fundamentales para la buena marcha del negocio.

 

 

 

Lealtad y fidelidad: Entendida dicha obligación tanto desde el punto de vista activo como pasivo, es decir, se les exige tanto realizar lo conveniente para actuar como un representante leal priorizando los intereses sociales a los propios, como abstenerse de intervenir en negocios concurrentes o en los que pudiera existir conflicto de intereses con la compañía.

 

 

Deber de confidencialidad: Tanto durante la vigencia de su cargo como a posteriori, están obligados a guardar secreto sobre aquella información que hubieran podido obtener por razón de su cargo.

 

 

Uncategorized